Escuela de padres

Clases de violín

En Música y Persona creemos que el violín es, por sus características, uno de los instrumentos más completos para la formación musical y para promover una educación integral. Sus condiciones y dificultad de ejecución plantean a los niños un reto importante y ayudan a trabajar distintos valores como la constancia y el esfuerzo. Además favorece el desarrollo de la motricidad fina, permite ahondar en el mundo personal a través de la escucha y de la expresión de las emociones y resulta un excelente aglutinador, al requerir la implicación de las familias en edades tempranas y convertirse muchas veces en expresión de las potencialidades colectivas que exigen trabajar colaborativamente, por ejemplo en la interpretación orquestal.

Estimulación del lenguaje musical

“El cerebro no distingue entre música y lenguaje, especialmente en los cerebros infantiles. Los bebés no saben lo que significa leche o duerme, pero entienden la música del lenguaje. Aprendemos las palabras a través de su musicalidad. Por eso es muy importante que escuchen música, porque nuestros cerebros son musicales por naturaleza.
A los niños que se les estimula el lenguaje musical, aprenden más rápido los procesos del lenguaje, los matices, la sintaxis y la habilidad de escucha; y tienen menos problemas de dislexia. Cantar o hacer música es muy beneficioso para ellos” (Stefan Koelsch).

Proceso de aprendizaje avalado por Trinity College London

El Colegio Corazón de María es centro examinador oficial del Trinity College London una entidad de prestigio internacional que permite a los alumnos de Violín acceder a sus pruebas del Trinity College London Music como aval del proceso de aprendizaje y evaluación externa por parte de una entidad reconocida mundialmente, que cuenta con profesorado nativo y especializado y que además les permite obtener certificaciones oficiales.
Consulta la web de Trinity College London.

  • Solicitar más información


    * Campos obligatorios. Rellena tu número de teléfono si quieres que te llamemos